Briviesca

Información de contacto

Briviesca

Galería de imágenes

Retablo
La Bureba

Briviesca tiene una antigüedad de más de dos mil años. Sus orígenes históricos la sitúan como capital del pueblo prerromano de los Autrigones. En 1305, doña Blanca de Portugal, nieta de Alfonso X el Sabio, adquirió los terrenos donde se encuentra enclavada actualmente la villa y decidió construir una ciudad con un plano predeterminado, en cuadrícula. Gracias a dicha disposición, Briviesca ha sido conocida a lo largo de los siglos como “la bien trazada”. En 1313, la propia doña Blanca otorgó a la villa el Fuero, que sustituyó al concedido por Alfonso VII en 1123.
En 1366, Briviesca pasó a manos de la familia de los Velasco y gracias a ellos en 1387 se celebraron en la hoy capital de La Bureba las Cortes Generales de Castilla y León, presididas por el rey Juan I de Castilla; en ellas se decidió otorgar al heredero de la Corona el título de “Príncipe de Asturias”.
Con este motivo, en la celebración de su VI Centenario se acercó hasta Briviesca el actual Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón. En 1894, la Reina María Cristina otorgó a la villa el título de ciudad

¿Qué ver? 

Iglesia de San Martín: Finales del s. XV-principios del s. XVI. Portada plateresca (s. XVI). Retablo barroco. Interesantes sepulcros.
Iglesia-colegiata de Santa María : Elementos constructivos de los siglos XV al XVIII. Retablo Mayor. Capilla renacentista de Santa Casilda (retablo de madera de nogal, atribuido a Pedro López de Gámiz (s. XVI)).
Conjunto arquitectónico de Santa Clara (S.XVI): Convento (claustro), Hospital de Nuestra señora del Rosario u Hospitalillo (s. XVI) e Iglesia abacial (Retablo Mayor de Pedro López de Gámiz, del s. XVI, una de las joyas del Renacimiento español).
Palacio de los Soto-Guzmán: Barroco, del s. XVII. Actualmente, sede del Ayuntamiento.
Casa de los Salamanca (principios del s. XX).
Plaza Mayor.

Cerca de aquí

Lugares para no perderte

3 Rutas que te sorprenderán

Comer y dormir